Equipos de Bombeo

Líder en Pozos Profundos

El sistema de bombeo de un pozo profundo consiste en los siguientes elementos:

  • Fuente de energía eléctrica: puede ser un la red eléctrica, un generador, paneles solares, baterías o bien una mezcla de estos.
  • Tablero de control de potencia: se encarga de acondicionar la energía eléctrica para que sea adecuada para un equipo de bombeo. Los componentes más habituales en los que se basa el control de potencia son los siguientes:
    • Variador de frecuencia
    • Partidor suave
    • Inversor
    • Partida estrella-triángulo
    • Partida directa
  • Cables de alimentación: deben transmitir la energía eléctrica ya acondicionada desde el tablero de control de potencia hacia el motor eléctrico sumergible. Debe ser de la magnitud correcta para que soporte la potencia transmitida.
  • Motor sumergible: es el encargado de convertir la energía eléctrica a energía cinética rotacional. Un motor puede funcionar con energía monofásica o trifásica. Normalmente los motores sumergibles están diseñados para operar entre 30 y 60 Hz, cosa que se debe considerar antes de programar el sistema de control en el caso de un variador de frecuencia o inversor. Tras decadas en el rubro, recomendamos principalmente los motores sumergibles Franklin Electric.
  • Bomba sumergible: utiliza la rotación entregada por el motor para impulsar caudal hacia arriba. El diámetro del motor está relacionado con el caudal que arrojará mientra que la cantidad de etapas (o bien la altura) definan la presión con la que impulsará el agua.
  • Cañería de impulsión: desde la bomba en las profundidades del pozo, el caudal es transportado a través de una cañería hacia la superficie. Esta cañería además cumple la función de sostener estructuralmente la bomba y el motor en el interior del pozo. La cañería de impulsión suele componerse de varias unidades / tiras de 6 metros conectadas por coplas especiales.

Para la habilitación de un pozo es fundamental la correcta selección de cada uno de los componentes a instalar. Según la capacidad de un pozo para entregar agua, lo cual se determina a través de pruebas de bombeo, se elige el punto hidráulico nominal de operación para el pozo y asimismo una bomba. Luego se elige un motor que sea de potencia suficiente para mover dicha bomba.

Es importante tomar en cuenta la pérdida de carga a través de la cañería de impulsión y elegir de forma inteligente el diámetro de la cañería de impulsión. Una cañería de menor diámetro efectía mayor roce sobre el caudal de agua en su interior, lo cual conlleva mayor pérdida de energía y asimismo menor eficiencia energética.

El sistema de control de potencia debe elegirse según el uso del pozo. Por ejemplo, un variador de frecuencia (VFD) es más caro que las alternativas, pero dicha inversión adicional puede recuperarse fácilmente en casos donde se use el pozo fuera de su punto nominal. Esto debido a que el VFD permite girar el motor a una velocidad menor para disminuir el caudal sin compromenter mucho la eficiencia energética. En cambio, un control de estrella-directa siempre girará el motor a su velocidad nominal y si se desea disminuir el caudal deberá realizarse ‘estrangulandolo’ mediande una válvula lo cual conlleva una disminución significante en la eficiencia energética.